El bicarbonato de sodio es un producto que se ha vuelto indispensable ya que posee una gran cantidad de propiedades. Le brinda al organismo humano incontables beneficios y facilita de manera significativa la vida diaria en los hogares. A continuación, se detalla diez usos que podemos darle a este maravilloso producto.

Elimina el olor en la basura

En una bolsa de basura nueva, añade una taza de bicarbonato de sodio. Notarás como se eliminan completamente esos olores tan desagradables propios de los desperdicios.

Elimina el mal olor de los zapatos

Toma un par de medias que no uses y rellénalas con media taza de bicarbonato. Colócalas dentro de los zapatos y déjalos de un día para otro. Como resultado verás que el mal olor de los zapatos desaparecerá por completo.

Para lavar frutas y vegetales

Mezclar en un recipiente cuatro litros de agua con un cuarto de taza de bicarbonato, revolver hasta que se disuelva y en este recipiente lavar las frutas y vegetales. Después enjuaga con agua fresca y quedarán completamente limpios.

Para extender la vida de las frutas y vegetales en el refrigerador

Coloca en el fondo de la bandeja para frutas de tu refrigerador una capa de papel toalla, esparce sobre ella un cuarto de taza de bicarbonato, luego coloca otra capa de papel sobre el polvo. Este truco mantendrá tus frutas y vegetales más frescos, solo debes tener en cuenta que debes remplazarlo una vez por semana.

Limpiador de cacerolas

Para aquellas cacerolas que estén bien sucias, te aconsejamos poner hervir en ella un litro de agua con una taza de bicarbonato. Deja actuar por unos minutos y veras que fácil saldrá toda la mugre y grasa pegada a la olla.

Quitamanchas

Para eliminar esas manchas que se resisten al lavado, ya sea de grasa u otra sustancia, puedes mezclar una cucharadita de bicarbonato con una de vinagre. Deja reposar la mezcla sobre la ropa mínimo por dos horas antes del lavado. Te sorprenderás como desaparecen fácilmente.

Blanqueador dental

Mezcla media cucharadita de bicarbonato con media de agua, remueve hasta obtener una pasta. Utilízala como pasta dental y en unos días notarás la diferencia, lucirás unos dientes blancos como perlas.

Exfoliante

Mezcla una cucharada de una crema exfoliante para el rostro con una pequeña cantidad de bicarbonato. Aplícala en el rostro masajeando en forma de círculos y déjalo actuar por tres minutos. Enjuaga con abundante agua tibia, puede repetirlo hasta tres veces por semana. Este remedio elimina todas las impurezas y células muertas del rostro.

Desodorante natural

Mezcla una taza de bicarbonato, una taza de fécula de maíz y media de agua. Remueve hasta obtener una mezcla y aplícalo en las axilas para eliminar el mal olor.

Eliminar rozaduras del pañal en un bebé

Hierve agua y agrégale tres cucharadas soperas de bicarbonato. Puedes aplicar el agua tibia con compresas sobre la rozadura o puedes darle baños de asiento a tu bebé.