Los bizcochos son considerados una de las recetas más antiguas de la repostería. En muchos hogares es casi una tradición que mamá o abuela lo preparen en casa. En mi caso me encanta el maravilloso aroma que desprenden por doquier cuando está a punto de terminar su cocción. Algunos pensaran que preparar un bizcocho casero puede ser todo un reto, pero no, es bien sencillo. Lo importante es tener al alcance todos los ingredientes necesarios.

Como opciones también puedes agregarle diferentes rellenos como mousse de chocolate, en un artículo publicado anteriormente se explicaba  como preparar una deliciosa mousse de chocolate blanco. También puedes utilizar buttercream, natillas, en fin, puedes seleccionarlo según tus gustos y preferencias. La receta de hoy será bien simple vamos a preparar un bizcocho casero tradicional, que combine perfectamente con cualquier relleno que después quieras incluirle. Vamos a elaborar un bizcocho muy esponjo y lo ideal es que crezca todo lo posible. Este bizcocho se puede acompañar con mermeladas, té, batidos, chocolate calientey sirve como base para elaborar una hermosa tarta. A continuación, encontraras los ingredientes necesarios y su elaboración explicada detalladamente.

Ingredientes:

1.       5 huevos.

2.       100g de harina.

3.       80g de azúcar.

4.       Una taza pequeña de aceite.

5.       50g de leche.

6.       Mantequilla para derretir en el molde.

7.       1 cucharadita de polvo de hornear.

8.       1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

Para preparar el bizcochose necesita una batidora mecánica y una espátula. Antes de comenzar debes precalentar el horno a 180°.

1.       Lo primero es romper los huevos separando las claras de las yemas, reservamos las yemas para más adelante.

2.       Batimos las claras en un bol amplio con la ayuda de la batidora mecánica, siempre en el mismo sentido con movimientos uniformes. Vamos agregando el azúcar poco a poco mientras batimos. Paramos de batir cuando las claras estén a punto de nieve, o sea cuando levantamos un poco con la cuchara debe mantenerse firme y no caerse. Reservamos para después.

3.       En otro recipiente mezclamos las yemas, sal, aceite, vainilla y la leche. Batimos bien.

4.       Tamizamos el polvo de hornear y la harina. Los incorporamos a las yemas y demás ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

5.       Añadimos la mitad de las claras montadas y con movimientos envolventes con la espátula mezclamos bien. Es importante que las claras mantengan su volumen.

6.       Incorporamos la otra mitad y continuamos con los mismos movimientos.

7.       Engrasamos el molde con la mantequilla.

8.        Vertemos la mezcla final en el molde y la colocamos en el horno por 40 – 45 minutos. A partir de los 30 minutos en el horno puedes ir chequeando tu bizcocho.

9.       Cuando esté listo, dejas enfriar y lo sacas del molde. ¡Muy fácil, ya está listo para comer!