Cuando un bebé llega a nuestras vidas todo cambia radicalmente, sobre todo si eres padre o madre primerizos. Estas pequeñas criaturas necesitan de todo nuestro tiempo, amor y paciencia. Es importante saber que los bebes lloran y en ocasiones lo hacen todo el tiempo. Como se explicaba en otro artículo publicado, solo se debe ser paciente e interpretar ese llanto, mira los detalles aquí. No debemos preocuparnos, el tiempo se encargará de que la comunicación con nuestro pequeño (a) mejore. La incertidumbre de si estamos haciendo las cosas bien, suele agobiarnos y desesperarnos. La preocupación aumenta, sobre todo si no tienes ayuda extra, pues no estamos seguros si le brindamos la mejor atención al recién nacido.

Todas las parejas pasan por esta etapa, pero aquellas que son padres primerizos sufren un poco más, pues la falta de experiencia se hace notable. Mi recomendación es no enloquecer y siempre mantener la calma hasta en las situaciones más difíciles. A continuación, encontrarán algunos consejos sobre cómo sobrellevar esta etapa de sus vidas que, aunque puede ser un poco estresante, es indescriptiblemente maravillosa.

1.      Lean en pareja durante el embarazo, existe muchos libros que les pueden ayudar a estar un poco más preparados.

2.      Si les es posible asistan a clases prenatales, los especialistas siempre te comentan muy buenos tics sobre como esperar la llegada de tu primer hijo.

3.      Conversen e intercambien sus miedos con amigos que ya tengan hijos.

4.      Compartan las labores de casa, para que ambos tengan tiempo para descansar.

5.      Al llegar el bebé, muchas personas le brindaran consejos algunos buenos y otros no tanto, tomen solo aquellos con los que se sientan cómodos y a gusto.

6.       Siempre prioricen la lactancia materna, la adecuada alimentación del bebé en esta etapa es fundamental.

7.       Pasar tiempo con el bebé es maravilloso, pero si necesitan trabajar encuentren una guardería adecuada. La sociedad impone muchos estereotipos sobre este tema, nunca se dejen intimidar.

8.       En las noches si el bebé se despierta con frecuencia, hagan turnos para cuidarlo y así los dos descansarán mejor.

9.       Si sienten que necesitan ayuda no duden en pedirla, no todas las personas sobrellevan las situaciones de igual manera.

10.     De vez en cuando dejen al bebé con alguien de confianza y tómense un tiempo para ustedes.