Adoptar un cachorro es una experiencia única y maravillosa que puede llenar tu vida de felicidad. Si te propones adoptar un cachorro, siempre ten presente que son bebes y que como tal se van a comportar. El secreto está en la paciencia, el tiempo y el amor que le dediques a ese amiguito tan especial. A continuación, puedes encontrar algunos consejos y recomendaciones que seguramente harán que tu vida sea un poquito más fácil cuando llegue la hora de adoptar un perro.

Comportamiento

Cuando tienes un cachorro debes estar preparado para las mordidas. Esos pequeños por lo general son mini tormentas sueltas que no paran de querer masticarlo todo, con sus pequeñitos y afilados dientes. Tu perro va a morderlo todo desde zapatos, camisetas y hasta los muebles. Para contrarrestar este problema debes comprarle un juguete que sea duro y difícil de romper, la clave está en enseñarlo que tiene que morder el juguete no todo no lo demás. Debes estar preparado pues tú también serás blanco de sus mordidas, no te asustes, no es que sea violento solo es su forma de comunicarse. Si solo lo ignoras y le pones límites dejando claro de que así no juegas, veras que poco a poco cambiara su aptitud. Por lo general este comportamiento durará hasta que cumpla los ocho meses aproximadamente.

Alimentación

Evidentemente los perros no deben, ni pueden la comida de la misma forma que la comemos los seres humanos. Estos animalitos son intolerantes a muchos alimentos que nosotros ingerimos a diario. Es recomendable consultar con el veterinario que alimentos darles sobre todo cuando son pequeñitos. En relación a las cantidades, es algo que vas a descubrir en el transcurso del tiempo según vayas conociendo a tu perro.

Salud

Es súper importante que veles por la salud de tu perro. Existe muchas enfermedades que pueden ser prevenidas si cumples con el calendario de vacunas propuesto por el médico veterinario que se ocupa de tu mascota. También es recomendable, en los primeros meses de vida, darle las dosis de antiparasitarios que le corresponden.

Adiestramiento

Es recomendable adiestrarlo lo más rápido posible, la edad ideal es a partir de los dos meses. Trata de que sea en un momento donde esté tranquilo pues será casi imposible hacerlo si esta eufórico o tiene hambre. Se debe comenzar por enseñarle su nombre y después las ordenes principales como sentado, quieto y acostado. Una vez dominadas puedes llegar tan lejos, adiestrando a tu perrito, como te lo propongas.