Si en ocasiones te encuentras dudando sobre que cena es mejor para tu hijo, aquí encontraras tres recetas deliciosas para prepararles. Es importante recordar que la cena no debe ser la comida más abundante del día, para ningún miembro de la familia, así que lo ideal es que esté compuesta de alimentos como verduras, pasta integral, huevo o tortilla, pescado a la plancha, al vapor o al horno o alguna carne blanca, como el pavo o el pollo. Debes tener en cuenta que las necesidades nutricionales de los niños dependerán de cada cual, según cuál sea su desarrollo, así como su grado de actividad. Los niños deben ingerir diariamente, y de forma aproximada, de 25 a 30 gramos de proteínas, de 100 a 160 gramos de carbohidratos y de 35 a 45 gramos de grasas. Sin más, aquí te dejamos las deliciosas preparaciones.

Sopa de calabacín

Ingredientes

1.      2 calabacines medianos.

2.      1 cebolla, 1 patata grande.

3.      1/2 hinojo, sal y aceite de oliva virgen.

4.      Opcional: tostadas de pan integral para acompañar.

Preparación:

1.      Trocear todos los ingredientes y cocerlos en una olla al vapor hasta que estén bien tiernos.

2.      Retirar las verduras de la olla, introducir en el vaso de la trituradora con un poco de agua de la cocción, un pellizco de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen.

3.      Triturar hasta obtener una sopa cremosa y servir en platos o bols. Se puede acompañar de picatostes, tostas de pan integral, un poquito de queso rallado tipo parmesano, unos daditos de verduras salteadas, etc.

Tortilla francesa "al gusto"

Ingredientes

1.      8 huevos (a ser posible, ecológicos).

2.      Sal y aceite de oliva virgen.

3.      Opcional: ajo, perejil, queso fresco, espárragos, champiñones...

Preparación:

1.      Cada tortilla necesitará dos huevos. Batirlos bien y añadir un pellizquito de sal.

2.      Poner al fuego una sarten antiadherente con muy poco aceite, el imprescindible para que el huevo no se pegue.

3.      Cuando la sartén esté bien caliente, echar los huevos batidos, cuajar y dar forma a la tortilla (unos dos minutos por cada lado).

4.      Si se prefiere rellena, se puede añadir de todo: te recomendamos que la probéis con ajo y perejil picados. Pero también está deliciosa con queso fresco, rodajas de verduras, unos champiñones salteados, etc. ¡Juega con las tortillas!

Espaguetis de calabacín al pesto

Ingredientes

1.      2 calabacines medianos.

2.      1 ajo, hojas de albahaca fresca para pesto.

3.      Un puñado de piñones.

4.      Queso parmesano rallado.

5.      Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

1.      Para cortar los calabacines en forma de espaguetis, te aconsejamos que adquieras una máquina de cortar verduras específicas para este fin, siempre que la vayas a utilizar con frecuencia. Si no dispones de esta máquina, deberás lavar muy bien los calabacines, cortarlos en láminas finas en sentido longitudinal y cortar en tiras muy finas cada lámina, formando los falsos espaguetis. A continuación, cocer las tiras de calabacín al vapor sin que queden demasiado tiernas (deben quedar "al dente", con la textura similar a la pasta convencional).

2.      En el vaso de la trituradora, picar el ajo junto con las hojas de albahaca, los piñones (se trituran para que el niño no corra ningún riesgo de atragantamiento), el parmesano rallado y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, hasta obtener la salsa pesto. Si el niño aún es muy pequeño, se puede prescindir de los piñones, debido al posible riesgo de alergia.

3.      Verter la salsa peso sobre los espaguetis de calabacín bien calientes. Mezclar y acompañar de unos tomatitos cherry cortados por la mitad y condimentados con un poco de aceite de oliva.