Diversas situaciones pueden desencadenar que nuestro cuerpo sufra estrés. Nuevos desafíos en el trabajo, problemas económicos y financieros, peleas con las parejas, etc. En fin, numerosos pueden ser los factores que pueden crear una sensación de estrés.  Los signos más típicos del estrés son el cansancio, fatiga, problemas para dormir, rigidez en el cuello, entre otros. En ocasiones cuando el estrés no es manejado adecuadamente puede traer consigo una serie de problemas físicos como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas, diabetes e incluso depresión.

En la vida cotidiana es común enfrentar obstáculos que superen nuestra capacidad para superarlos. Nuestro cuerpo sufre las consecuencias y, mediante la aparición de los signos anteriormente descritos, nos hace saber que estamos ante situaciones estresantes. Conocer los medios para lidiar y sobrellevar dichas situaciones puede disminuir e incluso evitar sus consecuencias. En este artículo se muestra siete maneras de evitar el estrés.

Salir a correr

La práctica de ejercicios físicos es indispensable para llevar una vida saludable. Muchas de las tensiones del día a día se liberan ejercitando nuestro cuerpo. Correr por 30 minutos, al menos tres veces por semana mejora la circulación sanguínea del organismo y fortalece los músculos.

Comer saludable

Incontables son los beneficios de una dieta saludable. Nuestro organismo necesita de la mayor cantidad de proteínas, vitaminas y minerales que pueda obtener. Las situaciones estresantespueden causar ansiedad y en algunas personas esta ansiedad se puede manifestar en un apetito excesivo. Sustituir la ingesta de alimentos altos en azúcares por frutas frescas, es un buen hábito.

Dormir bien

El cuerpo humano necesita descansar aproximadamente 8 horas diarias. Mantenga un buen habito de sueño, duerma lo necesario para que su cuerpo se recupere.

Salir a divertirse

Diviértete siempre que tengas oportunidad. Sal a caminar al parque, respira el aire puro. Emplea tu tiempo libre en algún pasatiempo que te haga feliz y no te cause preocupaciones.

Toma las situaciones con calma

Por muy difícil que sea la situación en que te encuentres, trata de mantener la calma. Mientras más claras tengas las ideas, más rápido encontraras la solución a los problemas. Evita preocuparte por cosas que aún no han sucedido.

Evite las drogas y el alcohol

El consumo de drogas y alcohol eleva considerablemente el nivel de estrés. A pesar de que estas sustancias aparentemente te hacen sentir relajados, el daño que producen en el organismo es, en ocasiones, irreparable.

Consulta al médico

Si sospechas con que tus síntomas no se relacionan el estrés, consulta a tu médico para un chequeo. No dudes en conversar con algún especialista sobre tus temores y preocupaciones.