La gelatina se ha convertido en uno de los ingredientes principales de nuestras cocinas, son numerosas las elaboraciones que podemos hacer con ella tanto dulces como saladas. Por su alto grado de nutrientes y sus propiedades cicatrizantes se ha vuelto muy popular. En mi caso particular me encanta prepararla en postres pues se pueden hacer cosas estupendas y maravillosas que sin duda te sorprenderán. A continuación, les dejo las recetas de tres postres usando la gelatina como ingrediente principal. Son recetas muy fáciles de hacer y deliciosas.

Gelatina con leche evaporada

Este postre solo necesita dos ingredientes, gelatina de tu sabor preferido y leche evaporada. La proporción es bien simple por cada sobre de gelatina vamos a usar una lata de leche evaporada. Es necesario que la lata de leche se almacene previamente en el congelador por una hora aproximadamente, esto hará que la textura de la leche sea similar a una crema. Es un postre bien simple solo debes seguir las indicaciones.

Preparación:

1.      Mezclamos el contenido del sobre de gelatina en una taza de agua caliente.

2.      Dejamos reposar por 15 minutos y añadimos una taza de agua fría y mezclamos bien.

3.      Batimos la leche evaporada hasta logra una textura más liquida y vamos añadiendo poco a poco la gelatina anteriormente preparada.

4.      Colocamos la mezcla en un molde y refrigeramos. Con diez minutos en el refrigerador va a ser suficiente para tenerlo listo.

Gelatina con frutos rojos

Este es un postre muy sencillo con una manera diferente y creativa de utilizar la gelatina. Lo esencial de este postre es combinar la gelatina con frutos rojos para lograrlo utilizaremos los siguientes ingredientes:

1.      Un sobre de gelatina de color rojo, puede ser fresa, frambuesa, cereza lo que prefieras.

2.      Frutos rojos de tu elección.

Preparación:

1.      Mezclamos el contenido del sobre de gelatina en una taza de agua caliente.

2.      Dejamos reposar por 15 minutos y añadimos una taza de agua fría y mezclamos bien.

3.      Colocamos en un molde un cuarto de la mezcla y refrigeramos.

4.      Cortamos los frutos rojos en pequeñas porciones.

5.      Sacamos el molde y colocamos los frutos rojos dentro. Para ello es necesario que la gelatina del molde esté lo más consistente posible.

6.      Añadimos la mezcla que nos quedó de gelatina, tratando de cubrir todos los frutos.

7.      Refrigeramos por una hora y a disfrutarlo.

Flan de gelatina de vainilla

Como los anteriores este es un postre que no se quede detrás cuando hablamos de sabor y dulzura. Su objetivo es simular un flan, pero sin tener que utilizar el horno, esto lo lograremos con nuestro ingrediente estrella, la gelatina con leche. Para ello necesitaremos lo siguiente:

1.      Un molde preferiblemente redondo y que soporte calor.

2.      Un sobre de gelatina con leche de vainilla. La particularidad de esta gelatina es que no necesita de agua fría para cuajar.

3.      Una lata de leche condensada.

4.      Cuatro cucharadas soperas de azúcar morena.

5.      Una cucharadita de extracto de vainilla para potenciar el sabor.

Preparación:

1.      Convertimos el azúcar moreno en un caramelo, lo introducimos en el molde y dejamos enfriar. Es importante que todas las paredes del molde queden pintadas con el caramelo.

2.      Mezclamos la leche con dos tazas de agua y la ponemos a calentar.

3.      Agregamos el contenido del sobre de gelatina con leche y mezclamos bien.

4.      Lo añadimos de inmediato al molde y refrigeramos por dos horas como mínimo.

Una vez volteado el molde, tenemos nuestro perfecto flan.